jueves, 10 de noviembre de 2011

Resort: Ubud Hanging Gardens Hotel

No todos los paraísos tienen que estar a la orilla del mar, también el aire fresco de la selva tiene su encanto, tal es el caso del Ubud HangingGardens Hotel ubicado en el medio de la pequeña isla de Bali, Indonesia. Del que resaltan sus increíbles piscinas infinitas onduladas, rodeadas por el paisaje selvático. El complejo fue construido sobre pilares de madera por encima de los campos de arroz. Cada una de las 38 villas cuenta con piscina privada. Fotos después de continuar leyendo. 



Fuente: freshome
Related Stories Widget by LinkWithin