viernes, 25 de julio de 2014

Los 10 trabajos más insólitos



Hoy en día buscar un trabajo que cumpla con las expectativas del candidato en lo que a preferencias y a sueldo se refiere no es tarea fácil. Sin embargo, también es cierto que las posibilidades que ofrece el mercado laboral son muchas, variadas y a veces bastante insólitas. De hecho, existen una gran cantidad de empleos que la mayoría de la gente suele ignorar por completo y que seguramente no podrás encontrar en ninguna página de anuncios de trabajo. Se trata de labores específicas que requieren de una determinada formación o habilidad o, incluso, de una fuerza y de una valentía indiscutibles.

  • Recolector de semen de caballos: Se encargan de recoger semen de calidad para luego poder utilizarlo en fecundaciones in vitro. Para ello existen diferentes técnicas entre las que están los fármacos especializados y los preservativos; aunque la más utilizada suele ser la vagina artificial. En algunas ocasiones es necesario estimular manualmente al animal, lo cual puede resultar peligroso ya que algunos caballos, en estas situaciones, se pueden comportar de modo impredecible.

  • Cazador de serpientes: La técnica utilizada consiste en cubrirse un brazo o, incluso, ambas piernas con una especie de protector bastante rudimentario. De esta forma, la parte protegida se mete dentro de la madriguera de la serpiente y se espera a que el animal la introduzca en su boca. Es en ese momento cuando la persona que sirve de carnada avisa a sus compañeros para que la saquen y, de esa forma, hacer salir también a la serpiente para poder cazarla.

  • Analista de sudor: Es un perfil requerido principalmente en empresas dedicadas a la fabricación de desodorantes y de productos de higiene corporal. En este caso, el trabajador debe oler diferentes axilas para poder comprar la mayor o la menor eficacia de dichos productos.

  • Catador de comidas para animales: Su trabajo consiste en comprobar el gusto y el aroma de estos alimentos y elaborar un informe al respecto. De esta forma, se determina si tendrán o no aceptación en el mercado.

  • Hervidor de pelo: Se encarga de hervir grandes cantidades de pelo de animal para que se rice y luego se pueda utilizarlo para muñecas. La dificultad de este trabajo radica en el olor casi nauseabundo que produce dicha técnica.

  • Buzo de alcantarilla: Su labor consiste en entrar en las alcantarillas y estar en contacto directo con aguas residuales, excrementos, desechos de fábricas, etc. Por lo general la visibilidad que tiene es casi nula. Utilizan un uniforme hermético aunque en determinados países como la India la protección es prácticamente nula. De hecho, muchos de ellos suelen morir jóvenes.

  • Portadores de azufre del volcán Kawah Ijen: Es uno de los trabajos más duros del mundo. De hecho estos trabajadores tienen una esperanza de vida bastante corta. Su labor consiste en bajar hasta el cráter ubicado a unos 2.300 metros, extraer el azufre y llevarlo en cestas de bambú hasta los 1.800 metros. Suelen cargar unos 70 kilos en cada viaje.

  • Sacar chicles de la calle: Estas personas se encargan de extraer los restos de chicle que quedan pegados en el suelo de las grandes ciudades. Para ello suelen utilizar una espátula de hierro con una punta afilada. Esta técnica suele ser la más barata y, además, no deteriora las baldosas.

  • Pescador de cangrejos en Alaska: Si bien está considerado como uno de los empleos más peligrosos del mundo, está muy bien pagado. La temporada dura muy pocos días pero las condiciones son extremas. Olas de 40 metros de altura, temperaturas bajo cero y turnos que pueden alcanzar las 20 horas.

  • Recolector de orina de alce: Este trabajo suele realizarse en Estados Unidos y en Canadá. Consiste en recoger orina de alce y en envasarla para su posterior venta. Esta sustancia es imprescindible para que los aficionados a la caza de alce puedan atraer a sus presas.   
Related Stories Widget by LinkWithin